Plegado del fuelle

Vista previa gratuita

Empieza por doblar todos los márgenes hacia adentro (es decir, hacia  la parte blanca), y márcalos ayudándote con la plegadera. Sigue con las demás líneas marcadas a lápiz: dobla una hacia fuera y la siguiente hacia dentro, formando un acordeón. Dobla también los márgenes hacia dentro.

Recorta las esquinas para ser pegadas posteriormente.

Dobla las dos verticales hacia dentro, y márcalas con la plegadera para darles forma. 

A medida que vas doblando y dando forma a los pliegues y a los márgenes con la plegadera, borra las pautas (esto es, las líneas y anotaciones que hiciste con lápiz).

Una vez tengas todo doblado, ya puedes empezar a pegar. Pega primero los márgenes de los laterales. 

Antes de pegar los márgenes más largos, hay que cortar un triángulo en las líneas verticales (tanto en el lado de arriba como en el de abajo de ambas verticales).  

Ahora ya puedes pegar los márgenes largos 

Esta es la parte más complicada, así que paciencia. Se trata de subir los dos laterales por las líneas verticales que has doblado previamente hacia arriba (es decir, en vertical). Para conseguirlo, debes superponer los pliegues en forma de acordeón, uno encima de otro.

Para hacerlo un poco más fácil, sujeta la parte de arriba de los pliegues con una pinza para la ropa, y acomoda los pliegues de abajo. Una vez que hayas terminado en un lado, repite el proceso en el lado opuesto.

Debe quedarte algo así. No te preocupes si no te sale a la primera.

Volver a: Archivador con fuelle > 3. Fuelle y separadores