Inicio » Actividades para niños » Una cena con verduras rápida y sana

Una cena con verduras rápida y sana

¿Cómo hacer que los niños coman verduras? Una buena idea puede ser cocinarlas con ellos. Así despertaremos su interés por lo que pasa en la cocina: sabrán qué cocinamos, pero también cómo y con qué lo hacemos. Esto ayudará a que los niños sientan curiosidad y quieran experimentarlo por sí mismos. Y si de paso les podemos enseñar a comer de forma sana todo ello será doblemente positivo, ¿verdad?

Lo pondremos en práctica cocinando verduras en forma de unos deliciosos…

Rollitos de espinacas y queso

Un crujiente rollito relleno de espinacas y queso.
¡Buenísimos, saludables y fáciles de hacer!

 

Necesitamos…

Aquí tenemos todos los ingredientes necesarios.

  • hojas de pasta brick
  • espinacas o acelgas
  • queso rallado (por ejemplo el emmental)
  • queso brie
  • mantequilla
  • semillas de sésamo

 

(No hace falta decir que podemos cambiar los ingredientes como nos apetezca. Por ejemplo, en lugar de queso brie podemos usar queso de cabra, en tanto que el emmental lo podemos sustituir por queso parmesano rallado o por lo que tengamos: ¡no tengamos miedo de experimentar!)

 

¡Manos a la obra!

El primer paso es poner las espinacas o las acelgas a una sartén y saltear un poco (hoy hemos utilizado acelgas).

 

Cocinamos las espinacas. Durante poco tiempo y a fuego lento.

 

Después abrimos las hojas de brick y le ponemos encima una cama de espinacas o de acelgas.

 

Ponemos en el centro de la hoja de brick las espinacas.

 

Una vez hecho esto ponemos el queso brie por encima, cortado en cuadraditos.

 

Colocamos en  el centro de la hoja de  brick encima de las espinacas los trocitos de queso brie.

 

Añadimos el queso rallado…

 

Ahora pondremos por encima el queso rallado.

 

…y por último las semillas de sésamo.

 

Añadiremos a nuestro relleno las semillas de sésamo, siempre que lo deseemos.     Aquí podemos ver todo nuestro relleno completo, incluyendo las semillas de sésamo.

 

Sólo nos queda enrollarlos. (En lugar de rollitos también puede hacer bolsitas o darles la forma que más le guste…¡la imaginación al poder!)

 

Enrollaremos las hojas de brick con cuidado de no romperlas.

 

Ya los tenemos casi listos para ponerlos en el horno, pero antes cortamos unos cuadrados pequeños de mantequilla y los pondremos por encima.

 

Esta mantequilla es la que hemos elegido para poner encima de los rollitos, si preferís usar aceite de oliva, también va bien.     Repartiremos los trozos de mantequilla por la superficie del rollito.

 

Ahora sí: pondremos los rollitos en el horno a 170 grados, unos cinco minutos aproximadamente. El tiempo de cocción y la temperatura son orientativos y pueden variar según el horno del que disponemos. (Como el relleno ya está cocinado previamente nunca habrá mucho tiempo de horno.)

 

Horneamos los rollitos durante 3 a 5 minutos a una temperatura de 170 grados.

 

Como hemos visto, esta receta es ideal para hacerla con nuestros hijos en todos los pasos (sólo tenemos que vigilar un poco cuando saltamos las espinacas y al hornear los rollitos).

 

Aquí tenemos nuestro rollito acabado.
¡Que aproveche!

 

(Lo podemos acompañar con una ensalada, o incluso con un poco de pan con tomate y un batido de frutas o un zumo de naranja.)

 

Sagra Rodríguez

Mis dos vocaciones son el trabajo con los niños y las manualidades, y disfruto mucho compartiendo mis creaciones de cartón reciclado. Me encantaría que intercambiáramos ideas en las redes sociales.

Latest posts by Sagra Rodríguez (see all)

Si necesitas productos para tus creaciones, hecha un vistazo a la sección de materiales para cartonaje.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.